directorio de weblogs. bitadir

Ascendente Astrológico

Carta Astral | Tarot

sábado, 23 de octubre de 2010

LOS AMORES DE ARIES


        Bueno…¿qué decir de estas dos naturalezas afines pero con estallidos tan frecuentes?. ¿Qué sucede cuando dos Aries se encuentran por los caminos del   amor?. Convengamos en que si algo no experimentan es aburrimiento, medias tintas, mezquindad, esos tonos grises sencillamente no son para Aries…pero en cambio…pueden brillar fuegos artificiales y hacer bastante ruido cuando sus ideas o llamémosle caminos, se cruzan y se topan….después de todo estamos hablando de dos “Carneros”, recuerden que tienen cuernos y los usan bastante a menudo cuando quieren imponer sus razones.
        El varón Aries tiene una convicción y es que debe ser quien domina en la pareja, el asunto es cómo se lo hará entender a ella que casualmente cree lo mismo, pero de ella. Lo mejor será hablarlo desde el principio. Por ejemplo, ¿ella dejará sus ocupaciones profesionales para estar en la casa, atendiéndolo a él? Si lo hace es mejor que sea voluntariamente, por propia decisión (aunque a veces sea inducida por él) pero que no se note…de lo contrario ante el primer tropiezo (y habrá muchos) lamentará haber dejado ese mundo exterior tan atractivo que le ofrecía de todo…(igual lo lamentará pero no tendrá otro con quién desquitarse sino ella misma), lo cual es una gran ventaja, créeme, chico Aries.
        En esta pareja el tema fundamental es quién domina a quién (también se ha usado el término domar…¿Cómo si se tratara de fieras?....y sí. Ahora bien, puede que él (quien no está acostumbrado a que lo manden) domine en el ámbito del romance, en la alcoba y a ella eso le gustará, pero en las otras áreas de la vida, si él se pone despótico o tirano habrá guerra…(después de todo Marte, el planeta que rige a Aries, es el antiguo dios de la guerra en la mitología). Para el chico Aries es bueno decirle que ella no permitirá que la obligue y mucho menos que se ponga indiferente…la chica Aries prefiere el odio a la indiferencia, su naturaleza fogosa no entiende ni practica la guerra fría…así que mejor le dices lo que deseas y ya…Podrán discutir pero luego se calmarán las aguas y el fuego volverá como de costumbre y en el momento menos pensado…las rabietas de Aries desaparecen con la misma inusitada prontitud con que aparecieron….yo tenía una amiga que decía que la mayoría de las veces no recordaba el motivo del enojo…¡del día anterior…!
        Ella es romántica y muy afecta al sexo y la podrás conquistar con cualquier expresión romántica habitual o exótica (si es exótica mejor, diría yo). Es idealista por naturaleza y busca al amor verdadero. Y él también, aunque no lo diga expresamente, tiene el oculto temor de no ser amado o necesitado. Si tú, chica de Aries se lo demuestras, él sabrá agradecértelo y compensártelo.
        En el terreno sexual ambos son muy compatibles, los dos son ardientes, cálidos, apasionados y…egoístas, si cada uno se dedica a afinar un poco la puntería y pensar en el placer y las necesidades del otro, esto puede ser perfecto…no olvidemos que el lema de Aries:”Yo soy” se traduce en un egoísmo innato que deben superar a lo largo de la vida.
        A todo esto, ¿Qué hay de los celos y la posesividad?.Gran pregunta tratándose de dos naturalezas de fuego ¿no?. Bueno, ante el menor indicio de una infidelidad, será el caos…¡Todos nos enteraremos, no tengan dudas!. Pasa que tanto él como ella temen perder el amor (a veces no hay “otro” ni “otra”, son fantasmas) pero al mismo tiempo no quieren perder la libertad. Pero también deben aprender, los dos, eh? Que amar no es perder la libertad, son dos individualidades que se unen voluntariamente, eligen amar y respetarse.
        Chica Aries, recuerda que él es cazador por naturaleza y quiere dominar el idilio, trata de que no se de cuenta de que tú quizá quieras compartir tu vida con él para siempre…(su libertad lo traiciona). Probablemente recibas un sinfín de demostraciones románticas para seducirte: ramos de flores todos los días hasta llenar tu casa y tu vida con su presencia, una serenata en tu balcón (todo aquello romántico e insólito que puedas pensar) pero trata de no tomar tú la iniciativa y mejor, dale un poco de trabajo para que pueda “cazarte”…Si contestas todas su llamadas telefónicas y estás siempre en casa cuando vaya a verte, quizá le parezcas muy previsible y se aburra antes de que se de cuenta de que puede amarte y ser tu compañero “por siempre”…convengamos que la idea “por siempre” asusta un poco al muchacho Aries (tenga la edad que tenga) y a ella también.
        Recuerda que a él (tampoco a ella) les gusta sentirse atrapados…pero cuando él lo desee siempre querrá que estés a su disposición y luego él vendrá cuando pueda (¿egoísmo, quizá?) pero no vayas a reprochárselo, ya que lo tomará como un feroz rechazo; tampoco te recomiendo que organices una partida de caza para encontrarlo y arrinconarlo por teléfono, mensajitos, chat, etc. porque se sentirá acosado y lo primero que se le ocurrirá será abandonar la relación o suspenderla prudentemente por tiempo indeterminado.
        Para conquistarla a ella – entre otras cosas – deberás conquistar su corazón y entonces será tuya para siempre…toda la vida sigue siendo niña y confía en el amor verdadero (también es cierto que se lleva desilusiones al colocar en un pedestal al ser amado, quizá demasiado pronto, pero así es). Tendrás que ser creativo y activo tanto en la alcoba como en la vida, pues si quieres perderla…¡abúrrela!. Este ser apasionado, inquieto, original tiene que sentir que está viva en cada manifestación de la vida, cada día, sino su ilusión decaerá peligrosamente…
        En ocasiones en que debas regalarle algo, que sea original y si es ropa y ya se está usando en Europa, tanto mejor…adelantarse a la moda es uno de sus hobbies.
        Y, por último, y esto vale para ella y para él: poseen el don natural de la autoestima y el orgullo, por lo tanto no deben menoscabarlo el uno al otro ya que será una ofensa difícil de perdonar. Traen consigo el egoísmo innato que los caracteriza (y es la causa de  frecuentes encontronazos) y contra el cual deberán luchar toda la vida cultivando la paciencia y prestando atención a las necesidades del otro para vivir en armonía.