directorio de weblogs. bitadir

Ascendente Astrológico

Carta Astral | Tarot

martes, 15 de septiembre de 2015

MUJER ARIES-HOMBRE GÉMINIS




Emoción e intelecto dominan en la relación Aries-Géminis

        Emoción e intelecto son las dos palabras que caracterizan a esta relación quizá, demasiado volátil para mi gusto … volátil porque los elementos que la componen son –diríamos- inasibles y cambiantes como el fuego y el viento…Buenos, después de todo, ¿qué deberíamos esperar de esta mezcla de fuego y aire?. Yo siempre que me enfrento a este tipo de combinaciones zodiacales me imagino frente a una de esas tormentas repentinas y fugaces que desaparecen después de destrozarlo todo y se van por donde vinieron y el que estaba ahí, ni siquiera sabe qué fue lo que le ocurrió…si amigos, esta relación es como las tormentas del desierto…!

        Es así…esta combinación entre el fuego de Marte, dios griego de la guerra (para más datos, Ella) y el aire de Mercurio, el mensajero de los dioses (adivinaste: El) esta relación les decía, no tiene un término medio, como lo contemplaría el sentido común ya que el sentido común para estas dos naturalezas es algo que se mide teniendo en cuenta parámetros un tanto especiales.

        Volviendo a lo que nos ocupa: ellos pueden llevarse muy bien o pelearse todo el día…¿Por qué?. Bueno, verán, es que Géminis no se calla nada y muchas veces las cosas las dice de una manera un tanto inconveniente para la sensibilidad del geminiano y ella, la diosa de la guerra, antepone sus pasiones y reacciones a cualquier tipo de razonamiento lógico… Puede que la lógica sea una palabra ausente en el diccionario de la chica Aries. ¿Qué podemos esperar, entonces?




Ella, la chica Aries antepondrá sus emociones a cualquier clase de razonamiento lógico... 

        A ambos, que se sienten atraídos desde el primer momento – más allá de sus pocas o muchas y ruidosas peleas – no parece interesarles el futuro en lo absoluto (¿separación, divorcio? ¡Quién sabe!), porque ambos se manifiestan de una manera alegre y hasta cierto punto irresponsable, despreocupada con respecto al futuro…ellos nacieron para vivir el momento…aire y fuego, ¿recuerdan?.

        Un tema que puede darle ribetes peligrosos a esta combinación zodiacal son los celos de Aries…ella siente pavor a ser abandonada, a no ser lo suficientemente amada. Después de todo ella pertenece a un signo de fuego y para ellos es algo imprescindible ser el centro del mundo. Si tú…hombre, del signo que seas, intentas una relación con una chica marciana debes saberlo.



Los temibles celos de Aries...
        El, en cambio, (el chico Géminis) básicamente no es celoso, cosa que a ella quizá le gustaría ya que su tan publicitada necesidad de independencia no es otra cosa que la máscara que usa para tapar su obsesivo temor al abandono. Por lo tanto suele molestarse terriblemente ante la actitud de distante desapego que él suele ostentar. Aries no le perdonará el desapasionamiento que es algo así como el ingrediente básico de la mental personalidad de Géminis.

        Ella, si él la celara, se sentiría importante pero él se encuentra tan ocupado, abocado a sus vagabundeos mentales que no tiene posibilidad de observar las provocaciones de Aries… ¡Total que no le importo!- concluirá la chica marciana.




El vive ocupado en sus interminables vagabundeos mentales...
        Él no lo hace por mal; su fuerte no son las pasiones ni las emociones sino los interminables paseos a través de sus laberintos mentales, la información, las novedades… en el mejor de los casos Géminis no demuestra sus emociones, más bien trata de racionalizarlas. Ese enfoque mental de la vida y el amor que él ostenta es lo que a ella la hace tambalear, y al sentir que no logra despertar en él ese cúmulo de pasiones que ella desea, se sentirá literalmente ignorada y fuera de contexto.

        Un hombre Géminis primero establecerá un contacto mental y muy posiblemente se enamore del intelecto…en lo personal, no me imagino a un Géminis (hombre o mujer) que se sienta atraído por alguien que no hable su mismo idioma y me estoy refiriendo específicamente a la necesidad de la existencia de una mínima compatibilidad mental que debe percibir entre ambos para decidir seguir avanzando en la relación. En el caso de ella en cambio primero siente…las cosas le pasan por el corazón…

        Lo cierto del caso es que, volviendo a los celos de Aries, a ella le costará entender que si lo ama, deberá darle libertad…por más que se muera de miedo a ser abandonada (claro, el abandono es un molesto fantasma que vive dentro de su linda cabecita) pero este insistente fantasma puede materializarse en célebres trifulcas que hagan temblar el delicado equilibrio de esta complicada relación.

        En el terreno de la intimidad, la actitud cerebral y despegada del hombre Géminis puede desencantar a esta mujer que abriga como hemos visto impetuosas emociones, a tal punto que puede llegar a provocar una ruptura de la magia de la relación.

        De todos modos, muchas son las cosas que los unen: el gusto por la novedad y la aventura, las ideas frescas y creativas que pueden llegar a concebir, el desenfado frente a las realidades oscuras o tristes de la existencia, (que no son pocas), la inconstancia…sí, el no permanecer mucho tiempo sintonizados en la misma frecuencia…eso le otorga a sus vidas, un toque de frescura e incentivará la búsqueda de otros horizontes que tanto les atrae a ambos. Como siempre, la comprensión mutua y una buena dosis de concesiones desde ambos lados, ayudará a que la relación prospere y no decaiga. Espero que les sirva. En la próxima entrega veremos Hombre Aries-Mujer géminis. Si tienen consultas pueden mandarlas a través de los comentarios de la página o mandarme un e-mail a profesora_1954@hotmail.com. Hasta la próxima. ¡Buena suerte!