directorio de weblogs. bitadir

Ascendente Astrológico

Carta Astral | Tarot

viernes, 4 de septiembre de 2015

PAREJA HOMBRE TAURO-MUJER ARIES






Bueno, amigas de Aries, la comparación que más se asemeja a la dinámica de esta relación se me ocurre que es como si un intrépido aventurero (la mujer Aries) intentara, una y otra vez, mover un gigantesco iceberg (el hombre Tauro, por supuesto). O sea que, cuanto más presiones ella, más resistirá él…
        En cambio, si la intrépida y decidida aventurera eligiera halagar el ego de su amado toro, sonreírle, valorar sus virtudes, abrazarlo…él inmediatamente aflojará su postura…después de todo esta dicho: se atrapan más moscas con la miel que con el vinagre. De todas maneras, cabe destacar que la iniciativa siempre queda a cargo de la chica de Marte (que es su planeta regente).
        En cuanto al manejo del vil metal- y esta no es una novedad- porque es fuente  de conflicto en un sinnúmero de parejas…en la relación tauro-Aries, puede convertirse en un punto álgido: ella tenderá a  dilapidar fondos en tanto que a él le gusta guardar.

        A la chica Aries, además, le gusta la aventura, la independencia y como lógica consecuencia, la libertad. Él es posesivo y tenderá a ponerse celoso de las continuas salidas y fiestas de ella…Ahora bien, el asunto puede ponerse más complicado todavía si tenemos en cuenta que la chica Aries también es celosa.
        Pero si la chica Aries lo trata al toro con calma y dulzura, él compartirá todos los momentos con ella y la protegerá en todos los trances amargos que a ella le toque transitar, aunque ella los haya provocado con sus propios errores. Él siempre se preocupará por el bienestar de ella. Ella debido a su temperamento alegre y combativo, le dará aire a la relación, evitando los perfiles chatos y la aburrida rutina, también aportará ideas con planes que el aceptará siempre y cuando tengan asidero en la realidad y contribuyan a la seguridad material…no le vayan a proponer, por ejemplo, jugar en la Bolsa de Valores…!!!
        El   hombre Tauro es amoroso y sentimental y se manifiesta como tal en el terreno de los afectos. En lo que hace a las cuestiones de compartir el amor, a ella, la cuestión sexual le significa algo romántico y espectacular, el sexo es algo emocionante,  es alcanzar las estrellas con las manos. En cambio para él, que ostenta el típico sentido práctico de los  signos de tierra, el sexo tiene un sentido práctico. Le sirve para satisfacer las necesidades eróticas de ambos y para procrear, perpetuar la especie. El solo quiere realizar cosas que le provean un beneficio tangible; soñar no es su estilo.
        Sin embargo, si la relación se consolida, ambos se conocerán mejor a medida que cada uno vaya descubriendo y valorando las virtudes del otro. El verá que ella no es que sea gastadora, es generosa y ella verá que él no es avaro, es previsor, cualidad de la que tarde o temprano se beneficiará ella misma (el que guarda siempre tiene… ¿recuerdan?).
        La mujer Aries tiende a los estallidos emocionales y a veces se comporta de una manera asombrosamente dramática para la lente del tranquilo y apacible toro…claro, el amor de él por ella es lo suficientemente firme como para abandonarla así nomás…pero hay que evitar cansarlo porque el día que decida pasar la página, no habrá vuelta atrás.